BalneariosSalud

tratamientos patologias osteoarticulares

El estrés y la ansiedad son algunas de las dolencias que más se padecen en el S.XXI. El estrés es positivo mientras se controle, ya que nos mantiene en alerta, nos activa. Pero cuando es el propio estrés el que nos controla a nosotros, surgen los problemas. Entre otras causas, nuestra preocupación en exceso por el futuro – que es algo que “no existe”- y el hecho de no centrarnos en  nuestro presente “aquí y ahora” aceptándolo tal y como es, provoca una brecha mental en muchas personas que crea estrés y ansiedad. “Este tipo de pensamientos se  somatizan en nuestro cuerpo a través de signos y síntomas físicos y psíquicos como el cansancio, la irritabilidad, el dolor y rigidez articular, las contracturas y sobrecargas musculares, el déficit de sueño, mala alimentación… que son reflejo de los disturbios que se están produciendo en nuestra mente”, comenta el Dr. Beltrán, Responsable Médico de Castilla Termal Burgo de Osma.

Además de medidas que mejoren nuestros hábitos saludables, como la organización del trabajo, el tiempo para nosotros, el ejercicio físico, la alimentación o el descanso nocturno correcto, podemos añadir la Balneoterapia que ayuda a serenar nuestra mente y a tratar determinadas afecciones de nuestro sistema musculoesqueletico que estarían relacionadas directamente con el estrés, así como otras cuyo origen sería más orgánico.

¿Por qué visitar un balneario, al menos 2 veces al año, es una de las mejores decisiones que puedes tomar para mantener en armonía tu cuerpo y tu mente?

En palabras de José Beltrán:

1.- Porque las aguas de los balnearios de Castilla Termal Hoteles tienen propiedades mineromedicinales con múltiples beneficios para la salud. En el caso del balneario de Burgo de Osma sus aguas “se caracterizan por ser oligometálicas, es decir, con una concentración de minerales de entre 50 y 500 miligramos por litro. Además son hipotermales porque van en un rango de temperatura de 20º a 35º, y son ricas en bicarbonato cálcico, aportando dióxido de carbono y calcio, beneficioso para exfoliar la piel además de otros efectos. Su mineralización media tiene propiedades sedantes, relajantes musculares y analgésicas. Su efecto diurético ayuda en tratamientos de adelgazamiento y la propiedad de ser eliminadoras de sodio nos ayuda para prevenir y controlar ciertos riesgos cardiovasculares como la tensión arterial. También al ser una mineralización media y oligometálica, se puede tomar como agua de mesa” . 

2.- Porque ayudan especialmente al tratamiento de las patologías agudas o crónicas  que afectan a las articulaciones o músculos a través del diseño de programas específicos, como el programa de Salud Articular. “Para cualquier patología del aparato osteoarticular que curse con dolor o con contractura muscular, las aguas del balneario le van a beneficiar basándonos en las propiedades antes descritas”, asegura el Dr. Beltrán. Pero no sólo son las propiedades de las aguas,  esto se combina con una serie de terapias manuales y mecánicas que realizan los distintos profesionales que componen el equipo del Balneario, utilizando el agua y otros productos de tratamiento utilizados de distintas formas:  chorros a presión, duchas, bañeras… técnicas variadas de masaje: masajes terapéuticos personalizados, rehabilitaciones en piscina, rehabilitaciones en seco, osteopatía… El objetivo es que esas estructuras orgánicas que tienen un déficit funcional y que cursan con inflamación  o dolor, vuelvan a su estado fisiológico o se aproximen al mismo.

Además, en el balneario del hotel utilizan una técnica específica para calmar el dolor muscular y articular: los fangos o envolturas. Son arcillas y lodos que se preparan con su agua termal. “Este tipo de envolturas se aplican bien a nivel de todo el cuerpo o a nivel local en las zonas articulares y musculares afectadas, obteniendo resultados excelentes al combinar esta terapia con rehabilitación en piscina, quiromasajes y movilización articular”, afirma el Dr. Beltrán.

3.-Porque según las necesidades de los clientes, el Balneario Castilla Termal Burgo de Osma por medio de su equipo de profesionales, te pueden realizar un programa personalizado que te ayudará a depurar cuerpo y mente.

En función de las propiedades de las aguas y de las terapias complementarias, además del Programa de Salud Articular, el Balneario trata dos grandes campos por medio de sus programas específicos diseñados a tal fin: el sobrepeso y terapias depurativas y el estrés.

Programa de Adelgazamiento/ T.Depurativa: El objetivo es, además de perder peso y seguir una dieta saludable adecuada, la pérdida de volumen. Se realiza una evaluación previa del cliente con la elaboración de una historia clínica y la toma de medidas, peso y contornos. A partir de aquí se diseña una dieta denominada Detox. Es una dieta variada, de alternancia calórica con efecto de pérdida de peso, drenante, detoxificante y que elimina radicales libres, perjudiciales para la salud interna y externa. El programa puede durar de 2 a 14 días en el hotel, y posteriormente se complementa con una dieta de mantenimiento para que el paciente la pueda seguir en casa y pueda continuar perdiendo peso y volumen. Esta dieta se combina con el resto de técnicas en  balneario: masajes remodelantes, presoterapia, duchas, bañeras con chorros que producen movilización de zonas cutáneas y con acúmulo de grasa. Los resultados son pérdida de peso, pero especialmente de volumen.

Programa Antiestrés: “Técnicas como las “pindas” (masaje con saquitos de hierbas aromáticas y aceites esenciales) que activan los chakras, las piedras calientes o los diferentes masajes relax combinados con bañeras con agua y aceites esenciales con efecto sedante, relajante…, la musicoterapia y todo ello acompañado de peelings y envolturas en fangos beneficia muy positivamente a cualquier persona que tenga un alto nivel de estrés o ansiedad, agradeciendo mucho este tipo de programa”, concluye el Dr. Beltrán.

¿A qué esperas para preparar tu siguiente escapada a un balneario?